Póker Texas: Dominar el juego con manos complicadas - Maestros del Poker Maestros del Poker

Maestros del Poker

La mejor web para aprender todo sobre póker

Póker Texas: Dominar el juego con manos complicadas

Póker Texas: Dominar el juego con manos complicadas

¿Cómo podemos aprender a jugar bien manos que son complicadas? Creo que no os sonará muy extraño o raro, si os digo que mucha gente tiene un ratio de manos perdidas con AQ o JJ que es realmente terrible. Estas cartas que no llegan a ser premium del todo, puede ser complicadas a la hora de saber utilizarlas, ya que confunden a muchos jugadores.  Uno de los consejos que os puedo dar, para abrir boca con el artículo, es que estas manos no son diferentes a otras manos.

Póker Texas – Expectativas

Paradójicamente, poca gente necesita ayuda para jugar cartas que sean algo peores que las catalogadas en estos rangos.No obstante, múltiples jugadores tienen dudas sobre cómo jugar las cartas enunciadas en el primer párrafo en una partida de póker Texas. Pero ¿por qué manos que son peores parecen más fáciles de jugar que las buenas?

En realidad, hay un componente mental muy fuerte, en este caso entran en juego las expectativas. Cuando nos toca 7-2 off, pocas personas realizan imágenes mentales de que van a conseguir llevarse el bote. No obstante, esto mismo no nos pasa cuando la mano que nos ha tocado es AA o AQ, ya que son manos mucho más fuertes que la mayoría de las combinaciones existentes.

Pero, el problema en este caso, es que no podemos interpretar que determinadas cartas por muy potentes que sean, identificarlas como premium. Por eso es mejor, no generar falsas expectativas a la hora de jugarlas, ya que no son tan poderosas como otras que podamos tener.

póker texas manos

Estas dos manos, son fuertes para ser agresivos con ellas preflop, en especial JJ en lucha de ciegas. Esto se produce, ya que JJ es una mano que suele aplastar los rangos de apertura tan lose que tienen los jugadores más agresivos. Pero cuando aparece un  flop en donde no hemos conseguido ligar o hay 1-2 cartas mejores que las de nuestro par, empezamos a dudar sobre cómo debemos jugar.

Pongámonos en la situación, de que el flop puede que no sea ni bueno, ni malo para nuestra mano. Basándonos en las apuestas, el otro jugador puede aparentar fuerza o debilidad. Independientemente de nuestra mano inicial, estás son las variables que importan ahora mismo.

Pongamos un ejemplo: Dos jugadores hacen call y decidimos hacer raise over limpers con AQ desde el dealer. La ciega grande, y los restantes jugadores, hacen call a nuestro raise, formándose un bote grande con 4 jugadores en el mismo. Y el flop es el siguiente:

Qs  10h  9t

A priori, tenemos una mano fuerte, pues tenemos top pair y top kicker. Pero hay varios jugadores inmersos en el bote, estando coordinado.Imaginemos que si tuviéramos 9-5 off las cosas serían mucho más fáciles, pues trataremos de llegar barato posible al showdown, tirándonos ante cualquier apuesta fuerte.

De todos modos, si apostamos y un jugador nos resube x3, ¿qué debemos hacer? Pues, lo lógico sería foldear, pues es muy probable que su mano sea superior a la nuestra. Si pagamos, ¿a qué manos estamos ganando? ¿KQ y peores top pair? Como mínimo, habrá un proyecto de color, cuando no lleven dobles o un trío ya formado. En el mejor de los casos, nuestra mano, se convierte en un bluff catcher, y no dista mucho de 9-5 off, pues servirá del mismo modo para poder ganar proyectos fallidos.

Póker Texas – Extrayendo valor

Las jotas, son mejores que A-Q. Ninguna de esas manos tiene valor en determinadas situaciones. Pero J-J y A-Q ofrecen más oportunidades de extraer valor en determinadas situaciones, porque son poderosas. Una vez en juego, la mejor oportunidad que tiene A-Q es flopear un as. Cuando consigamos ligar un as teniendo AQ,  no siempre tenemos la mano más fuerte, aunque innegablemente es una mano muy buena

El problema, como todo con estas manos es el tema de las expectativas que nos generamos. Si pensamos que con AQ, vamos a ganar automáticamente, estamos muy equivocados. Tampoco, podemos tratarla como AK o como QQ+, pues no son jugadas tan poderosas, y es más válido que hagamos la analogía con jugadas más débiles, como AJ o AT. Especialmente, para equiparar el poder de la misma mano, más que intentar pensar que tenemos una mano premium.

Parejas elevadas como JJ o TT, lo que ocurre es que son manos muy estables preflop al enfrentarnos a manos débiles como dijimos inicialmente. Pero, postflop, son incómodas de jugarlas si hay cartas superiores en mesa, convirtiéndose en manos de showdown en situaciones en las que el rango del rival impacte bien.

Además, en botes múltiples, este tipo de manos son mucho más débiles que las premium por la consistencia de las mismas. Es difícil ganar un bote contra otros seis jugadores. Es difícil ganarles con un par de reinas. Es aún más difícil ganar con cualquier otra mano. El par de reinas es como cualquier otra mano, sólo que mejor.

Por tanto, como herramienta de protección perceptiva, es adecuado que abandonemos nuestras expectativas en relación a la misma. Sacar valor de aquellas buenas manos cuando podamos, pero no perdamos la cabeza entrando en guerras absurdas preflop o postflop, donde con toda seguridad nos podemos estampar.

POKERSTARS 480X327

1 comment

  • Avatar

    Me gusta el articulo estoy de acuerdo con lo expuesto en el.Por desgracia esta información a veces llega tarde y lo aprendemos a base de palos o por la experiencia en los torneos.
    Un saludo

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *