Jugar al póker: El tilt - Maestros del Poker Maestros del Poker

Maestros del Poker

La mejor web para aprender todo sobre póker

Jugar al póker: El tilt

Jugar al póker: El tilt

El tilt es, posiblemente, el factor que más hace que muchas de las grandes fortunas que se han hecho al jugar al póker se desvanezcan. Es tal el poder de dicho factor, que es la razón por la cual muchos jugadores de póker regulares decidan de seguir en este mundo. Nos gustaría ser menos contundentes al respecto, pero toda advertencia que os demos sobre el tilt es poca y saber controlarlo nos hará que no perdamos dinero al jugar al póker.

Jugar al póker – ¿Qué es el tilt?

El tilt es cualquier desviación de la mejor manera de jugar, lo que no siempre implica un cambio importante en nuestra manera de jugar, hay muchas maneras de tilt de las cuales no solemos ser conscientes, por cansancio, por distracción, por rabia al perder un bote grande o mano ganadora, por una situación extraña en la partida…

El tilt mas común  es por  la sensación de rabia o de ira que se apodera de nosotros cuando perdemos una mano que consideramos que es nuestra. ¿Qué significa esto? Pues cuando vamos all in pre flop con AA y nuestro rival nos muestra 74o, lo primero que se nos viene a la cabeza “bien, este bote lo vamos ganar” y lo que sucede, a continuación, es que nos liga trío de cuatros.

Muchos jugadores no son capaces de asumir la pérdida de botes que consideran que deben ganar entran en un estado de obcecación furibunda que les condiciona en el resto de botes, siendo más agresivos al estar cabreados con su suerte, perdiendo de mas cuando no deberían.

El tilt, por norma general, no suele aparecer en escena con un único bote perdido de este modo, sino con una sucesión de manos en que nos ocurra lo mismo. A medida que vamos perdiendo en botes en los que vamos por delante, nuestra ira se incrementa sustancialmente haciendo que nuestro juego varíe, se vuelva más perdedor y a consecuencia de ello, el jugar al póker se vuelve en una actividad nada rentable.

Las manifestaciones del tilt pueden cambiar en función de cada persona, pero se saben casos de personas que han roto monitores, reventado teléfonos móviles o han insultado a sus vecinos por la ventana, al pensar que el destino está en su contra.

Jugar al póker – ¿Cómo podemos evitar el tilt?

Lo mejor que podemos hacer cuando el tilt se apodere de nosotros, sin lugar a duda, es cerrar la sesión. Cuando decidimos jugar al póker, debemos asumir que el azar va a influir en las partidas y que estadísticamente, habrá días en que nos ocurran situaciones inverosímiles, con lo que antes de entrar en cualquier tipo de tilt, lo mejor es cerrar y descansar.

Asumir que, tarde o temprano, esto puede pasar, nos ayudará a estar preparados para afrontarlo y saber reaccionar cuando pase. Cuando pensemos que nuestro juego se está viendo notablemente afectado por lo que ha ocurrido en otras mesas, es momento de cerrar la sesión, levantarnos a tomar un vaso de agua, charlar con alguien o ver la televisión durante un rato. Sin duda, poner remedio al tilt evitará que ocurra una catástrofe y nos convirtamos en jugadores perdedores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *