Jugar al póker: ¿Qué es un fish? | Maestros del Poker

Maestros del Poker

La mejor web para aprender todo sobre póker

Jugar al póker: ¿Qué es un fish?

Jugar al póker: ¿Qué es un fish?

Un fish o un jugador débil es un participante del juego del póker que no sabe obrar y que toma decisiones equivocadas constantemente, pues no tiene base alguna de los fundamentos del póker online. Esto es un prototipo de jugador de póker que vamos a encontrar en las mesas  y que podemos ganar dinero jugando al póker de forma abismal si sabemos exprimir su ignorancia sobre el juego.

Jugar al póker con un fish es una experiencia curiosa y divertida, pues su falta de las nociones teóricas básicas del juego son tan palpables, que nos hace frotarnos las manos cuando tenemos un par de ellos en nuestra mesa . De todos modos, no debemos infravalorar a estos rivales y debemos ser inteligentes al interpretar el juego de este tipo de jugador para sacarle el máximo dinero que podamos en cada mano que nos enfrentemos contra ellos.

Se les llama fish porque son pescados en un mar de tiburones, que son los jugadores regulares. La debilidad de un pececillo en el mar, es similar a la de estos jugadores en la mesa de juego. Por último, también se les conoce como calling station, pues casi la única acción de juego que hacen es call.

La estrategia a adoptar con este tipo de jugadores es distinta de la que debemos llevar con otro tipo de jugadores, ya que no se adaptan a cuestiones comunes. Existen varios tipos de fishes o jugadores débiles, pues los hay desde jugadores ultra agresivos hasta jugadores muy pasivos.

A veces son tan agresivos, que pierden la cabeza y empiezan a farolear constantemente y se vuelven tremendamente predecibles (cuando esto ocurra, cerraremos un poco el rango de manos con el que jugamos habitualmente y mantendremos sus envites hasta el final, pues en la mayoría de ocasiones iremos delante de su rango).

Por norma general, al jugar al póker identificamos a un fish cuando hace constantemente call a prácticamente todas las agresiones o cuando abre la mano. Son jugadores, que por norma general, son muy pasivos y lo que quieren hacer es ver cartas, limpeando constantemente, con la esperanza de ver el flop y ligar carta.

Son muy complicados de tirar de los botes o robarles el bote en todos los casos, a excepción del river, que al ver que no han conseguido ligar nada, foldean con mucha facilidad a cualquier agresión. Jugadores tan predecibles, suelen ser fáciles de explotar y son el tesoro más preciado de muchos jugadores cuando buscan mesas.