Juego póker Texas Holdem: ¿Cómo jugar contra un jugador recreacional? Maestros del Poker

Maestros del Poker

La mejor web para aprender todo sobre póker

Juego póker Texas Holdem: ¿Cómo jugar contra un jugador recreacional?

Juego póker Texas Holdem: ¿Cómo jugar contra un jugador recreacional?

Como bien sabéis, los lectores habituales de Maestros del Póker, un jugador recreacional es aquel cuyo nivel de juego póker Texas Holdem es bajo. En otras ocasiones, simplemente son malos jugadores que no supieron absorber la experiencia del juego o que no comprenden bien todos los conceptos básicos del juego y los aplican incorrectamente en la mesa de juego, o también puede tratarse de personas sumamente inteligentes y exitosas en su ámbito, pero que nunca les ha llamado la atención la esencia del juego, ni tienen interés en aprender el juego póker Texas Holdem y solo quieren pasar un buen rato sentados en una mesa de juego gastándose una suma de dinero como en cualquier hobby.

A consecuencia de su inexperiencia en el juego póker Texas Holdem, los jugadores recreacionales son los más rentables de todos y siempre deberás procurar tener al menos uno en tus mesas de juego, ya que la rentabilidad de estos jugadores es muy alta. Pero ojo, no todos los que nos dedicamos a este mundillo sabemos enfrentarnos a este tipo de rival con la misma soltura, pues a veces podemos enfrentarnos con adversarios ciertamente incómodos por su exagerada agresividad o por la imposibilidad de hacerles tirar su mano.

Juego póker Texas Holdem – Conseguir ganarles dinero

¿Cómo logramos ganar dinero con ellos? Pues, a continuación, voy a enumerar una serie de razones por las cuales podemos conseguir sacar ventaja de este tipo de rivales:

  • Cuando tenemos una mano poderosa, es importante hacerles constantes raises para agrandar el tamaño del bote lo antes posible o hacerles slowplay , siendo especialmente útil dicha estrategia contra jugadores excesivamente agresivos que apostarán por sistema si mostramos debilidad.
  • Debemos etiquetar al jugador en cuestión, si es un jugador que es pasivo y pagador, evita hacerles faroles excesivos y no hagas botes grandes con manos mediocres, intenta jugarle por valor siempre y si muestra mucha fuerza y no tienes una mano sólida, procura abandonar dichos botes.
  • Si es un jugador agresivo busca cederle la iniciativa con tus manos fuertes y busca más el check raise en el turn o river, le sacarás más valor que si le echas del bote apostando de cara.
  • Los jugadores recreacionales no suelen foldear, se suelen embarcan en todo tipo de proyectos desconociendo las probabilidades de éxito que pueden o no pueden tener, son ingenuos y solo mirarán sus cartas sin pararse a pensar si ya están superados o no. Es importante que no intentemos echar de una mano por fuerza con nuestra mano fuerte a uno de ellos hasta que prácticamente no queden cartas por salir.
  • Tienen la extraña sensación de que siempre los están engañando y no quieren sentirse  como el jugador al que todos desploman con manos más débiles. Pagarán con gran facilidad, de ahí la importancia de sacar el máximo provecho a nuestras manos fuertes realizando grandes apuestas ante ellos.
  • Contra los jugadores recreacionales que están constantemente subiendo y haciendo bluff, apostando una gran cantidad de ciegas en botes pequeños, deberemos procurar no entrar con manos débiles, ya que nos acabará echando fácilmente de la mano si no conseguimos ligar nada relativamente sólido.
  • No temas realizar overbets tanto preflop como postflop con tus manos fuertes, muchos te pagarán esta apuesta para ver si ligan y si no tiraran sus cartas, con lo que la rentabilidad será máxima contra antes hagas más grande el bote.
[contemplate-5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *