Juego online, guerra de intereses - Maestros del Poker Maestros del Poker

Maestros del Poker

La mejor web para aprender todo sobre póker

Juego online, guerra de intereses

Juego online, guerra de intereses

El juego online mueve dinero, mucho dinero, no es nada nuevo, ya que la facturación del juego es multimillonaria en multitud de países que han regulado el juego online, Estados Unidos es una excepción, la cuna del póker por antonomasia donde el póker ha estado prohibido durante muchos años parece estar cambiando de mentalidad, y esto ha hecho que una guerra de intereses se desate por ambas partes, los que abogan por legalizar el póker por todos los Estados Unidos y los que quieren que el póker se prohíba.

Te contamos toda la historia sobre la guerra del juego online.

Juego online – Los precedentes

Las Vegas y en menor medida Atlantic City, han sido la cuna del juego en Estados Unidos, ciudades del juego y del pecado, han sido cuna de numerosas guerras de intereses por parte de los que querían coger su parte del pastel, desde la época dorada de la mafia hasta hoy en día, donde importantes empresarios y todo poderosos lobbys corporativos presionan para que en Estados Unidos se legalice o prohíba el juego online.

juego online

Te contamos los argumentos de cada uno.

Juego online – Los defensores

En un mundo cada día mas interconectado, con millones de personas cada día usando las conexiones vía internet, resulta impensable no poder realizar cosas tan cotidianas como comprar unos zapatos o hacer un pago a una web vía internet.

Con el juego ha sucedido lo mismo, ha pasado de realizar tu viaje soñado a Las Vegas para pasar un fin de semana de juego y pecado donde «lo que pasa en Las Vegas se queda en Las Vegas» a poder pasar un buen rato echando unas apuestas a tu equipo favorito, jugando unos números a la ruleta o pasar una tarde entretenida jugando unas manos de póker en tu casino favorito.

En Estados Unidos, cuna del póker, el juego sólamente está legalizado en algunos Estados y está muy restringido a zonas y casinos muy concretas, casi todas en manos de grandes empresas o reservas indias, que explotan esta increíble máquina de hacer dinero.

Pero cada día que pasa, surgen más y más operadores que ofrecen juego por internet, y cada día que pasa que un gobierno no regula adecuadamente esta actividad no proporciona un entorno estable y seguro para el jugador y los Estados y gobiernos dejan de recaudar unos valiosos impuestos, que debido al alto volumen de dinero que mueve el juego, podrían sanear muchas cuentas Estatales.

Esto es lo que esgrimen los grandes defensores de la vuelta del póker a Estados Unidos, eliminar viejas leyes de la época de la mafia y de la Ley seca y actualizarse a los tiempos modernos, donde pasar de las partidas clandestinas en un sótano oscuro a los grandes eventos televisados de los torneos de póker.

Una coalición de casinos y empresas de apuestas por internet encabezada por la empresa PokerStars, representantes de las reservas indias (que cuentan con una larga tradición en el juego), Caesars y MGM, unos de los casinos de mayor renombre, exponen argumentos totalmente económicos, que podrían repercutir en sanear cuentas de los Estados e invertirse en mejoras en la comunidad, aparte de ofrecer un juego seguro y estable por parte de dicho operadores.

Juego online – Los detractores

La corporación Las Vegas Sands, con su máximo exponente Sheldon Aldenson, propietarios de los casinos Venetian y Palazzo y un complejo hotelero en el paraíso del juego en Macao, recordemos que esta agrupación también fue la precursora del fallido proyecto Eurovegas en España, ha prometido acabar de raiz con el juego online, y para ello están destinando grandes sumas de dinero para promover campañas e influir en leyes Estatales que les hagan la vida más fácil.

El lobby antijuego llamado Coalition to Stop Internet Gambling, que buscan «proteger a las familias» y califica al juego online de «potencial fuente de lavado de dinero, financiación del terrorismo, fraude y otras actividades criminales, participación de menores y explotación de individuos con una adicción al juego». Además, cuenta con un importante despliegue de marketing que incluye vídeos para difundir el miedo y un llamativo eslogan para la prohibición: Click your mouse and lose your house «Haz click en tu ratón y pierde tu casa».

Debemos recordar que Sheldon Aldenson creó su imperio a base de casinos y juego, así que resulta curioso que ponga tanto empeño en prohibir el juego pensando en las familias, cuando su empresa factura miles de millones gracias a los jugadores que pierden su dinero en sus hoteles y casinos.

El objetivo final es la reinstauración de la Ley Wire Act, clausula de Ley que impedía las apuestas online, que fue derogada por el gobierno de Obama en 2011 y deja en manos de los Estados legislar este apartado, y así acabar de un plumazo con todo el juego online en el país.

juego online

Juego online – La actualidad

La actualidad es que cada día que pasa es un pandemonium de legislaciones Estatales que tiran cada una por un camino, donde más de 10 estados han legislado ya el juego online y el póker online y están recaudando grandes sumas de dinero a la par que ofrecen un entorno regulado y seguro al jugador.

Cada día que pasa, más Estados se unen a legislar sobre el juego online bajo esta premisa, pero cada cual con una ley diferente y con tráfico cerrado al Estado, lo que se ha visto que es un error, ya que otros países que han optado por la liquidez cerrada como España, Francia e Italia, están teniendo excesivos problemas y sus cifras no paran de bajar, por el escaso atractivo que ofrecen los mercados cerrados tanto a operadores como a jugadores.

Sheldon Aldenson parece estar perdiendo la guerra, pero su dinero seguramente esté apoyando por mucho tiempo causas anti juego online, así que no dudamos que su lobby intentará interferir y apoyar en los próximos comicios presidenciales, para que sus candidatos lleguen al poder y favorezcan sus intereses, tal y como intentó la anterior legislatura con un aporte superior a los 100 millones de dólares.

[contemplate-5]

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *