Así se pasa de entrenador a jugador de poker » Maestros del Poker Maestros del PokerAsí se pasa de entrenador a jugador de poker » Maestros del Poker

Maestros del Poker

Aprende gratis todo sobre póker

Así se pasa de entrenador a jugador de poker

Así se pasa de entrenador a jugador de poker

¿Qué fue antes, el huevo o la gallina? Realmente es una pregunta complicada de responder si se analiza con detenimiento y que puede tener su aplicación en el poker. ¿Qué fue antes, el jugador o el profesor?

Muchos opinarán que para ser profesor, primero hay que ser jugador. Historias como la del estadounidense Julian Braun lo desmienten, ya que fue tecnólogo en lugar de jugador y aun así fue muy importante en la historia del poker gracias a sus publicaciones.

Luego hay otros personajes que tocan todos los palos y se mueven entre la teoría y la práctica y eso les ha convertido en gente muy influyente.

En este perfil podría encajar Jordan Drummond. Un tipo que empezó de la nada a jugar al poker, utilizándolo casi como salvavidas ante una situación complicada en la infancia, y que terminó por convertirse en un jugador muy importante. No solo por sus ganancias, que las ha tenido, o por contribuir en la promoción del mejor poker del mundo, que lo ha hecho, sino también por su labor de coaching fundamental.

Ahora, en este 2020, se ha unido a una de las plataformas más importantes de la industria como partypoker.

Se ha ganado el sobrenombre de “The Undecided”, como bien se indica en su descripción en la página web de partypoker, y con su canal de Twitch de 18.000 seguidores muestra todo lo que principiantes y no tan principiantes deben saber de los MTT High Stakes, es decir, torneos multi mesa de apuestas altas. “¡Me siento honrado y privilegiado de anunciar que me uno al equipo de partypoker en línea! ¡Trabajar en estrecha colaboración con un sitio de élite de poker siempre ha sido un sueño y no puedo esperar para asociarme con el talento allí y hacer todo lo posible para servir como miembro del Team Online!”, comentaba para el blog de su nueva compañía.

Todo ello después de haber empezado con tan solo 7 dólares en su poder. De hecho, al principio Drummond jugaba con sus amigos a modo de diversión y con fines recreativos, pero ahí ya pudo darse cuenta que se manejaba muy bien con los naipes.

Realizaban pequeñas apuestas de apenas unos dólares, pero el canadiense solía salir ganador y eso le impulsaba a seguir interesándose por este juego y a leer artículos sobre cómo los futuros jugadores entrenaban y las rutinas que se establecían.

Veía vídeos y se empapaba de poker en los tiempos libres. Mientras tanto, en su trabajo no le iba demasiado bien. Era vendedor e iba de puerta en puerta tratando de encandilar a sus convecinos. Con tan solo 19 años se desplazó a Canadá para tratar de ganarse la vida, pero en el invierno resultaba imposible hacer ese trabajo.

No tenía más remedio que permanecer en casa y seguir visualizando vídeos de poker. Pero el alquiler y la supervivencia le acechaban de cerca, así que tuvo que dar el siguiente paso para tratar de cambiar un estilo de vida que cada vez era más complicado de sobrellevar.

Un amigo le envió unos dólares que se convirtieron en su bankroll inicial. Decidió iniciar la aventura en el poker en línea y probar suerte en un torneo Sit & Go. El resultado fue que consiguió dinero suficiente para afrontar todos sus gastos y ayudar también a su amigo, quien había invertido en él y había creído en sus posibilidades.

Drummond definió así esa época en una entrevista: “Llegué a 2K en 30 días o algo así, y pensé lo increíble que era el haber ganado 3.000 dólares en un mes sin trabajar tanto como lo hacía antes, jugando en serio unos 40 días”.
Tras empezar a participar en competiciones de más envergadura, invirtió en la empresa Sit & Go Reasons.

No tenía un amplio currículum de experiencia, pero se veía preparado para entrenar a otros jugadores y ayudarles a mejorar en el poker.

Estuvo en el proyecto hasta que la crisis le atacó y le hizo perder una cantidad importante. Aun así, Jordan no cejó en su empeño y en 2012 le dio la vuelta a la tortilla fundando BZZ Staking, donde sigue fomentando el desarrollo de jugadores profesionales.

Quizá por eso se considera que es uno de los mejores entrenadores del mundo de poker, tras haber trabajado con jugadores como Parker Talbot o Conor Beresford, que ahora son eminencias en este juego en línea.

de entrenador a jugador de poker

de entrenador a jugador de poker

En BZZ Staking el nivel con el que se cuida el entrenamiento de los jugadores es realmente sorprendente.

Se analiza a fondo al cliente y se buscan especificaciones y conceptos que puedan venirle bien para su manera de jugar.

Además, Drummond ha invertido un alto capital en tratar de recrear con ordenadores, simuladores que sean lo más realistas posibles. ”Necesito asegurarme de que sé todo lo que puedo saber para que los chicos que confían en mí y que apostaron su futuro en nosotros puedan competir a un nivel que les permita ganar ingresos que estemos acostumbrados a ganar”, sentencia el entrenador.

En el pasado 2019 abrió su canal de Twitch en el que analiza torneos y empapa de contenido a todos sus seguidores. Analiza jugadas, recrea escenarios y todo ello con un contenido interesante y que le hace ser muy respetado.

Sus propios compañeros de partypoker lo confirman: “Estaba claro desde el principio que Jordan iba a sobresalir en Twitch. Ha sido uno de los nombres más importantes del poker en línea durante mucho tiempo, tanto en este sector como en el de jugador. ¡Somos muy afortunados de tenerlo y unir fuerzas con nosotros en partypoker!”, comentaba Jaime Staples al saber de su incorporación.

Drummond tiene ahora un puesto importante como jugador, pero por su filosofía sabemos que no abandonará su posición de coach. Es algo que lleva muy dentro y que a fin de cuentas le ha llevado al éxito en el poker y a contar con el patrimonio millonario que le respalda hoy en día. Así es como desde 2009 empezó a ganarse la vida, para culminarla y continuarla de esta manera tan brillante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *