Texas Holdem: ¿Cuando pagar un 3bet? - Maestros del Poker Maestros del Poker

Maestros del Poker

La mejor web para aprender todo sobre póker

Texas Holdem: ¿Cuando pagar un 3bet?

Texas Holdem: ¿Cuando pagar un 3bet?

Una de las decisiones que se dan con más asiduidad cuando jugamos al Texas Holdem es la decisión que debemos tomar al enfrentarnos a un 3bet. En este artículo vamos a centrarnos en cuando debemos pagar un 3bet, cuando debemos resubir la apuesta del rival y cuando debemos  retirarnos.

Llamamos 3bet a la resubida que hace un rival cuando otro rival ha abierto el bote en el Texas Holdem, apostando una cantidad de ciegas grandes determinada con su mano, lo que se denomina bet.

  • Este movimiento se realiza cuando hay un rival que abre demasiadas manos y en su rango hay muchas manos débiles que intentar robar el bote, es un método de defensa/rerobo y se da con mucha asiduidad desde las posiciones de ciegas a las posiciones de robo o steal
  • También se realiza cuando un rival abandona demasiado a una resubida, porque es un jugador que no paga apuestas o tenemos posición sobre él y no está cómodo jugando botes resubidos sin posición.
  • Y claro está, se hace por valor, tenemos una mano fuerte y queremos crear un bote lo más grande posible.
Ya hemos hablado acerca de los peligros de jugar ciertas manos de Texas Holdem cuando tenemos posición y nos hacen un 3bet. Y vemos en las mesas de póker online como la mayoría de los jugadores de límites bajos pagan estas apuestas muchas veces más de lo que deberían por el mero hecho de intentar ligar con sus manos medias o por el mero hecho de tener posición respecto del rival y poder robar el bote postflop, sin tener en cuenta otros factores como el rango de resubida del rival.

Pero, ¿qué debemos hacer si tenemos posición sobre nuestro oponente cuando nos realiza un 3bet al jugar al Texas Holdem? ¿podemos pagar de manera más ligera por el mero hecho de tener posición o debemos tener en cuenta otros factores? La clave es analizar que tipo de rival tenemos enfrente y que más nos conviene a nuestra mano y como sacar el máximo rendimiento a nuestra posible jugada. os mostramos una guía clave para poder tomar las mejores decisiones al jugar al Texas Holdem:

Texas Holdem – Que tipo de rival tenemos enfrente

La primera clave es ver que tipo de rival tenemos enfrente:

  • Si es un rival que resube poco, su rango de 3bet estará prácticamente lleno de manos fuertes, aquí lo mas rentable bajo el punto de vista equilibrado, es 4betear nuestras manos muy fuertes y abandonar el resto, es un rival que no nos explota y prácticamente se va a considerar comprometido con el bote preflop, ya que su rango esta lleno de manos fuertes y va a foldear o retirarse muy pocas veces.
  • Si es un rival que resube mucho, es un rival que polariza, es decir que resube mucho con manos muy debiles y de farol y las manos medias o fuertes estan mas en el rango de call que de resubida, posiblemente para entrampar o ligar jugadas medias o fuertes, estos rivales sueles ser muy agresivos defendiendo sus ciegas, con lo que tendremos a tener a reducir la frecuencia en abrirles y debemos jugarles agresivos, las manos que no se beneficien de hacer call deben 4betear siempre, pares medios o conectores del mismo palo van bien contra su rango y conseguirán muchas veces el propósito que persiguen, que es hacerle foldear su mano, si el rival mete demasiadas manos debiles en su rango de 3bet, muy pocas veces puede pagar un 4bet, mas si jugamos con 40 o 50bb y nuestro 4bet es resubir All In. El resto de manos deben hacerle call e intentar que con sus manos mediocres apuesten y sacarles más beneficio postflop o robarles el bote cuando lo dé por perdido.

Texas Holdem – Qué beneficia más a nuestra mano

Cuando tenemos un rival agresivo en el que la mayoría de su rango son manos débiles o faroles, por norma general queremos engordar el tamaño del bote lo máximo posible y sacar el máximo rendimiento, con lo que hacer call con nuestras manos fuerte será la mejor opción, él por norma general siempre hará apuesta de continuación, con lo que ganamos:

  • No echarle del bote resubiendo de nuevo su apuesta preflop, si el nos realiza un farol y le resubimos, sus faroles se retiran, con lo que nuestras manos fuertes no ganan nada adicional echando a manos peores, queremos que se mantengan en el bote y sigan metiendo dinero dentro.
  • Por norma general, el rival seguirá su agresión 1 calle más al menos, con lo que le sacamos más valor de media, dejando también que sus manos medias liguen y quieran quedarse dentro del bote, o que siga intentando farolear apostando calle tras calle, esto es más fácil, cuando tenemos posición sobre el rival, ya que podremos actuar en consecuencia y no se nos escapará ninguna apuesta en ninguna calle al ser el último en hablar cuando tenemos posición en el Texas Holdem.

Texas Holdem – Tener o no tener posición

Por norma general la posición influye en menor medida de lo que la gente se cree jugando al Texas Holdem, ya que aunque se tenga posición sobre un rival, él tiene la iniciativa de la mano, con lo que jugando agresivamente nos puede echar del bote de todas maneras y la posición no nos va a servir absolutamente de nada, la posición si que nos va a servir para:

  • Contra rivales debiles postflop que no les gusta jugar fuera de posición al Texas Holdem y van a abandonar más de lo normal cuando no ligan.
  • Con manos medias, que ligando van con jugada estable y quieran jugar un bote medio llegando al showdown, manteniendo tú el bote pequeño al poder saltarte calles y no apostar cuando el rival se dé check en alguna calle.
  • Cuendo el rival es agresivo y le podemos sacar multiples apuestas de farol manteniendonos en el bote sin resubir con manos fuertes o poco vulnerables.

 

Lo que tenemos que tener claro es que no debemos empezar a pagar este tipo de apuestas cuando tenemos posición por el mero hecho de tenerla al jugar manos al Texas Holdem, tenemos que tener en cuenta otro tipos de factores y diseñarnos un plan de como nos van a afectar las apuesta del rival y las cartas que vayan saliendo y actuar en consecuencia, ya que en el fondo sólo tenemos una ventaja posicional respecto del rival. Por norma general deberemos mantener una serie de manos relativamente fuerte cuando nos enfrentamos a un 3bet, sobre todo cuando el rango de la mayoría de estos rivales será mucho más cerrado de lo que nos pueda parecer, sobretodo en niveles bajos, donde no hay mucho rival equilibrado y competente y cometer errores de pagar en demasía es un error grave que debemos desterrar de nuestro juego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *