Póker Texas: Pilares básicos en la defensa de ciega - Maestros del Poker Maestros del Poker

Maestros del Poker

La mejor web para aprender todo sobre póker

Póker Texas: Pilares básicos en la defensa de ciega

Póker Texas: Pilares básicos en la defensa de ciega

Tanto como nosotros tratamos de robar la ciega siempre a nuestros adversarios, ellos harán lo mismo. Si no sabemos defender la ciega al jugar al póker Texas, pagaremos un alto coste por lo que hay que aprender  a seleccionar bien cuándo y cómo debemos hacerlo.

Defender la ciega, significa hacerlo con manos marginales o no muy buenas. De lo contrario, estaríamos rendimiento a una situación propicia. La defensa nos es  nada sencilla cuando jugamos al póker Texas, e implica asumir  riesgos y jugar en mala posición en postflop, por lo que tenemos que ser selectivos.

Cuando las ciegas son significativas, se debe evaluar detenidamente la situación antes de tirar la mano automáticamente. Alguna vez será  necesario que hagamos call  o 3bet. Dependerá de cada caso y el rival con el que nos enfrentemos.

Lo único cierto es que hay que evitar que nos roben, de forma sistemática. Si lo aceptamos pasivamente, lograremos que nos sigan robando y transmitiremos una sensación de debilidad bestial. Hay que saber jugar adecuadamente para romper este mito.

Más aún, si al defenderlas evidenciamos un bluff del agresor, ganaremos sus fichas y el respeto de la mesa, por ser capaces de pagar y, quizás, de seguir pagando, con una mano mediocre. La defensa ante una agresión de un adversario con una mano débil, puede llegar a ser rentable si sabemos explotar la debilidad postflop del mismo, haciéndole call y aguantando sus posibles ataques que intente llevarse el pot con manos marginales.

Si lo de él fue un bluff, nos llevaremos ya sus fichas. Si no, probablemente debamos foldear, pero, más veces que las que imaginamos, engrosaremos nuestro stack.  Por otro lado resubir puede ser muy rentable, más que hacer call, ya que siempre podemos contar con el fold equity del rival además de contar con las posibilidad (aunque sea más pequeña que la de nuestro adversario) de ganarle al showdown.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *