Jugar póker: El check raise - Maestros del Poker Maestros del Poker

Maestros del Poker

La mejor web para aprender todo sobre póker

Jugar póker: El check raise

Jugar póker: El check raise

El check raise es una acción complicada de utilizar, tendiente a sacar el mejor provecho de una muy buena mano o para que un bluff sea más efectivo. Es un modo muy efectivo de flotar o abusar de un rival. Es una táctica de jugar póker terriblemente efectiva, que puede ejecutarse en cualquiera etapa del juego.

Lo primero de lo que tenemos que hablar, es que en lugar de apostar,  deberemos hacer check, transmitiendo una imagen de debilidad a nuestros adversarios. Si el rival apuesta, le responderemos con un raise inesperado que pretende exteriorizar mucha fuerza (que puede ser real o no).

Si nuestro adversario se retira, las ciegas que vayamos a ganar, serán mayores que el que habríamos generado de una apuesta directa, ya que no habríamos dado lugar a que nuestro rival tratase de llevarse la mano apostando contra nosotros.

Con este movimiento, los bluffs son más efectivos: por el encarecimiento del valor de la apuesta total y por el factor sorpresa. Ya no se trata de una apuesta sin más, sino de dos. Si el rival nos paga, y consigamos ganarle, habremos aumentado el tamaño del bote bestialmente.

Si bien actuar en último lugar, es claramente beneficioso, el check raise es una buena herramienta defensiva cuando estamos fuera de posición, dado que invierte el turno de las acciones. Es especialmente recomendable contra jugadores loose agresivos o maniáticos, que apuestan siempre que alguien muestra debilidad, y para dificultar la lectura del estilo de juego, si se la integra al resto del menú de jugadas.

Jugar póker – Riesgos del check raise

Hacerlo en más de una ocasión, puede llegar a poner al resto precauciones mayores para apostar luego de un check, por el fundado temor a que les repliquemos con una subida. De tal forma, veremos cartas comunitarias sin costo, en muchas más ocasiones que las que nos proporcionaría un juego pasivo.

En pots con varios jugadores, si estamos en posiciones iniciales a la hora de hablar, resulta casi obligado checkear, para disminuir la desventaja posicional y, una vez conocidas las acciones del resto, podremos tomar mejores decisiones en base a la información que nos ofrecen. Si conectamos, si tenemos overcards, una mano superior a las cartas comunitarias o draws prometedores, el raise será efectivo, para llevarnos el pot o para limpiar eficazmente la mesa.

Jugar póker – situaciones a la hora de jugar chek raise

¿Nos enfrentamos a un jugador agresivo?

Si no lo es, pasar puede ser solamente un error táctico. Un jugador conservador quizá sólo checkeé detrás nuestro y obtenga una carta gratis, sin que consigamos que aumente el pozo.

¿Tenemos cartas decentes para permitir darnos carta gratis?

Si las cartas del flop pueden diluir nuestra mano, será mejor que nos llevemos el bote o, por lo menos, no darles a los oponentes la posibilidad de completar sus juegos.

 ¿Tenemos imagen dentro de la mesa?

Si hemos estado jugando un estilo de póker sincero y directo, es más probable que funcione. Si hemos estado haciendo muchos bluffs, probablemente hayan empezado a suponer que nuestras jugadas significan lo contrario de lo que parecen y no van a creer más nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *