Jugar al póker: Odds implícitas - Maestros del Poker Maestros del Poker

Maestros del Poker

La mejor web para aprender todo sobre póker

Jugar al póker: Odds implícitas

Jugar al póker: Odds implícitas

Las odds implícitas son un tema que debemos saber manejar a la hora de poder  jugar al póker. En este artículo, os vamos a intentar explicar por qué este indicador, es decir las odds implícitas, pueden ser realmente peligrosas si no sabemos analizarlas correctamente y las razones por las cuales pueden llegar a inducirnos a cometer errores constantes y severos, que nos cuestan mucho dinero, pudiendo a llegar ser un sumidero terrible de capital.

Pongamos un ejemplo que nos sirva para entender cómo funcionan las odds implícitas. Un oponente 62/15 abre una mano y nosotros pagamos con 22 en BTN. El flop es A93. En este punto de la mano, si nuestro oponente tiene AQ, AK, o incluso algún As peor, va a dejarse todo su dinero en la mano, porque aunque hagamos una subida en el flop él solo va a entender que tiene una pareja máxima buena, y eso es suficiente para acabar All in. Por lo tanto tenemos unas implícitas buenísimas cada vez que liguemos nuestro trío.

Sin embargo, el mismo ejemplo con un rival con datos diferentes, por ejemplo un 21/17, las cosas cambian radicalmente. Nuestras implícitas no son tan grandes porque nuestro rival sospechará de nuestras continuas subidas en un board tan seco y es posible que acabe abandonando el juego con una pareja máxima.

De hecho, si te pones en la situación contraria, imagínate que tenemos AQ y nuestro rival sube nuestra apuesta en el flop, volviéndolo a hacer también en el turn y yendo All in en el river. Ante esta situación, ¿no es inteligente abandonar en algún punto de la mano? Lo que provoca que contra estos jugadores nuestras odds implícitas no sean tan altas como en el caso anterior.

Además, tenemos que sumar el hecho de que el ejemplo que hemos puesto es algo extremo. La mesa es muy seca y los equitys están muy polarizados. Pero si pensamos en una mesa como JsTs2 nuestro rival seguirá pagando pocas veces todo su stack y cuando lo haga será con una mano con bastante equity, como por ejemplo un flush draw o proyecto de color, una open ended o un combo draw. En esta situación, aunque hayamos acabado all in, no nos corresponde mucha parte del bote, ya que nuestro oponente ganará aproximadamente 1 de cada 3 veces.

Sumando todo esto, hace que las implícitas contra jugadores buenos se reduzcan casi a la mitad de las que tendríamos contra un rival más debil. Por tanto, debemos tomar en consideración el nivel del jugador para aplicar esta teoría. Nadie dijo que jugar al póker fuera cosa fácil

Pero claro, estamos contando las veces que hemos ligado nuestro trío. Ahora tenemos que añadir a la ecuación las veces que no ligamos nada, o incluso que perdemos más fichas invirtiendo en un posible draw que acaba fallando o en un farol que es cazado.

En este caso el coste del movimiento se incrementa. Y es que hagamos lo que hagamos podemos estar ante un problema. Si pagamos preflop solamente para ligar postflop estamos perdiendo mucho dinero de media ya que los rivales se aprovecharán de esto de forma sistemática, y cuando liguemos algo será tan obvio que podrán abandonar tranquilamente, por lo que nuestras implícitas se reducirán aún más.

Entonces, debemos de ofrecer algo de acción cuando hagamos un call para no ser tan predecibles cuando liguemos una mano y no perder tanto por el camino. Sin embargo esto tiene otro problema.

Estamos jugando (normalmente) con una mano muy inferior al rango de open raise de nuestro rival, por lo que intentar hacerle un bluff va a ser complicado y llevar la mano al showdown puede ser muy caro y poco rentable, porque su rango nos aplasta.

Por si fuera poco, tenemos que contar con las reverse implied odds que son las implícitas que nos contamos, que en ocasiones, actuarán en nuestra contra. Esto pueden ser situaciones en las que una carta que nos completa un draw, le da a nuestro oponente una jugada mejor, o un set over set, o similares.

Si sumamos todo, nos damos cuenta que sobrevalorar los calls por las odds implícitas puede salirnos muy caro. Si jugamos con 50bb, probablemente la mayoría de los call por implícitas no sean correctos. Ya que tenemos los mismos problemas que teníamos jugando 100bb y no tenemos tantas ciegas para recuperar cuando tenemos una mano fuerte.

Recordad que estando en una posición fuera de las ciegas el umbral será de 0bb/100 y en las ciegas será -50bb/100 en SB y -100bb/100 en BB (o ciega grande). Si tenemos resultados inferiores a los aquí nombrados es que algo no estamos haciendo bien en nuestro juego con ese tipo de manos.

POKERSTARS ES 300X250

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *