Jugar al póker: Qué es la equity y para qué sirve Maestros del Poker

Maestros del Poker

La mejor web para aprender todo sobre póker

Jugar al póker: Qué es la equity y para qué sirve

Jugar al póker: Qué es la equity y para qué sirve

eLa equity es un concepto muy importante que juega un papel fundamental  al jugar al póker  para  configurar estrategias complicadas y bien calculadas. Además, es un concepto muy fácil de entender:

Si alguna vez has visto vídeos de póker en YouTube o en otros canales, entonces sabes más o menos cómo funciona la equity , ya que se muestra a la izquierda del lado izquierdo del nombre del jugador. Cuando se conocen todas las manos que tienen los jugadores, se muestra en el vídeo o en el programa de televisión qué tan probable es que cada mano pueda ganar el bote  si llegaran al showdown,  expresado en forma de porcentaje.

Los  comentaristas suelen decir algo como ” Phil Ivey tiene  el 78% de ganar este bote, pero él no lo sabe”. Estos porcentajes miden las posibilidades de éxito que tiene la mano de un jugador frente a la de otro, o respecto a la del global de jugadores de la mesa. Esto se calcula por lo general con los simuladores, usando un ordenador para comprobar el resultado de un gran número de posibles secuencias en el flop, en el turn y en el river.

Por supuesto, el número de acciones de cada mano va a cambiar mucho una vez que llegue el flop. Incluso un jugador favorito como el que tenga pre flop AA, de repente podría encontrarse sin posibilidades (equidad = 0 %) después del flop cuando alguien flop hubiera formado inesperadamente una escalera de color.

Para los que jugar al póker es una profesión, saben que conseguir en el flop escaleras de color son sucesos anormales, y a largo plazo, cualquiera que sea el porcentaje de AA de ganar la mano pre-flop prevalecerá . Hay grandes herramientas como el Poker Stove o el equity calculator que nos ayudan a calcular la equity ante situaciones simuladas.

Esto es perfecto, pues nos permite asignar rangos a nuestros rivales, que cotejados con los datos que nos dan instrumentos como el Hold’em Manager, podemos saber qué probabilidad de éxito tiene nuestra mano vs el rango de nuestro enemigo.

Jugar al póker – Cómo usar la equity

Ahora, una vez que entendemos qué es la equity, es el momento de explorar cómo podemos utilizarla a nuestro favor. Específicamente, quiero hacer alusión al concepto de apostar por el valor antes de que todas las cartas hayan salido. Esto comúnmente se realiza incluso por los principiantes que empiezan a jugar al póker, pero no se le sabe sacar el provecho necesario. Vamos a hacer una simulación:

  • Nuestra mano: AKs
  • Tenemos en el flop: A-9-2 offsuited

Hay otras dos personas con nosotros en el flop, que nos hicieron call a nuestro raise pre – flop. Pensamos que tenemos la mejor mano, por lo que decidimos apostar. Uno de los rivales nos hace call y el otro se retira. No es un escenario particularmente poco común, pero echemos un vistazo más de cerca a la razón por la que hemos decidido apostar en el flop: Porque hemos imaginado que tenemos la mejor mano.

Esta es una buena razón, por supuesto, pero es apenas una razón muy específica. ¿Qué significa tener la mejor mano? A menos que los dos rivales hubieran foldeado,  existen posibilidades de tener una mano perdedora en el river o antes. Además, piensa que el rival no tiene por qué tener una mano débil ya que nos ha hecho call a una resubida.

Es bastante común, y creo que la mayoría de los jugadores cuando apenas comienzan a jugar al póker la tienen, que apostar en determinadas situaciones que parecen favorables puede ser un error.

Después, gracias al tiempo que han invertido a aprender a jugar al póker y a depurar su técnica, nos hacen plantearnos  situaciones de este tipo con más detenimiento.  A pesar de todo lo que os hemos contado, os vamos a explicar qué hace que nuestra mano sea correcta, pero no obstante, veremos ejemplos que nos sorprenderán.

Vamos a suponer que nuestro jugador es un novato y tiene de mano  7 – 2o en este flop, así que hay varias posibilidades de que él nos pueda ganar. De hecho, él tiene cinco outs de ganar  tres sietes y dos doses.

Las probabilidades de que eso ocurra en el turn son 40-5 en contra (40 de las cartas que quedan en el turn no le va a ayudar, y 5 lo harán) esto representa aproximadamente un 11 % de posibilidades de que nos pueda derrotar en el turn.

Entonces, él tendrá  todavía una oportunidad adicional para ganarnos en el river, por lo que su posibilidad real de ganar es todavía más elevada, en torno al 19%. A la inversa, esto significa que tenemos una oportunidad de 81 % de ganar. Ahora que tenemos los porcentajes calculados (el equity), y sabemos que estos números representan nuestro capital en el bote

De todos modos ¿qué estamos haciendo cuando apostamos en el bote? Esto significa que por cada dólar o euro que vamos a invertir en el bote,  vamos a ganar  81 céntimos de dólar o de euro. En general, por cada apuesta que hacemos, corremos el riesgo de ganar 1,6 apuestas. Y es por eso apostar y aumentar el bote es un movimiento correcto, ya que es una jugada respaldada estadísticamente.

Jugar al póker – Situaciones adversas

El ejemplo anterior es una aplicación obvia de lo qué es el equity.  Sin embargo, a veces,  nos vamos a encontrar que nuestra mano no es la mejor en este momento, pero tiene una gran oportunidad de convertirse en la mejor mano de la mesa. Y no estamos hablando de faroles aquí, estamos hablando de situaciones en las que apostar o subir, con la esperanza de que todo el mundo hará call a la misma, puede ser una buena opción, a pesar de tener pocas probabilidades de éxito. Uno de los ejemplos más deseables de esto es cuando tenemos las dos primeras cartas de un proyecto de color. Por ejemplo:

  • Nuestra mano: KQ de picas
  • Flop: J-10-3 (dos son de picas)

A parte de nosotros,  hay otras tres personas en el flop. De alguna manera, sabemos que uno de ellos tiene una pareja de jotas, otro  tiene una pareja de dieces y el tercer rival tiene una pareja de treses. Ninguno de ellos tiene un rey, ni ninguna reina y ninguna pica. Por supuesto, estoy describiendo un escenario perfecto aquí, pero es muy explicativo de lo que queremos mostraros en Maestros del póker.

Un cálculo rápido con alguna herramienta de cálculo del equity usando una calculadora de probabilidades demuestra que tenemos la friolera de 65 % de posibilidades de ganar. Una vez más, estamos contentos de poder invertir cualquier cantidad de dinero en este flop, esperando para volver a ganar el 65% de todas las apuestas que se van a hacer. Pero ahora estamos en una situación aún mejor que en el ejemplo anterior.

Por cada dólar que pagamos aquí, vamos a recuperar $ 2,6. Esto es, por extraño que parezca, una situación mejor para nosotros que ligar top pair top kicker en un bote mano a mano. Tenemos muchas posibilidades de ganar debido a las muchas cartas que nos darán la mejor mano. En nuestro escenario inventado, tenemos un total de  21 outs , o 21 cartas de la baraja que nuestros oponentes tienen que esquivar durante las dos rondas de juego que quedan. Eso es casi la mitad de las cartas posibles.

Así que aquí nos encontramos con una situación perfecta para ganar dinero con el póker pues tenemos un alto equity de alzarnos con la victoria, a pesar de no tener ninguna carta ligada. Con dos o más oponentes, plantear el flop de esta manera es una opción más que correcta, pues esperamos ganar el 35% de cada apuesta que entra, y si ponemos menos de un tercio de las apuestas entonces estamos ganando dinero en el largo plazo.

Esta es una táctica muy común entre los jugadores con más experiencia, y entender el por qué se hace al jugar al póker es fundamental para convertirnos en un jugador ganador. Así que, tengamos en cuenta siempre cuál es nuestra equity posible de victoria en función del rango asignado de nuestros rivales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *