Jugar al póker: Controlar el tamaño del bote - Maestros del Poker Maestros del Poker

Maestros del Poker

La mejor web para aprender todo sobre póker

Jugar al póker: Controlar el tamaño del bote

Jugar al póker: Controlar el tamaño del bote

Para conseguir ser buenos jugadores, cuando decidamos jugar al póker, deberemos aprender a controlar el tamaño del bote como una habilidad más. Por noma general, deberemos seguir la máxima que rige el jugar al póker de “con manos grandes haz botes grandes, con manos medias haz botes medios y con manos pequeñas haz botes pequeños” la cual  deberá ser llevaba a la práctica continuamente si queremos ser buenos al jugar al póker.

Generalmente, cuando tenemos una mano fuerte, querremos que todas nuestras fichas entren lo más rápidamente posible en el bote, pero esto no siempre será siempre fácil, nos podremos encontrar un board muy seco en el que si nos dedicamos a aporrear la mesa con apuestas descomunales.

Jugar al póker: Controlar el tamaño del bote

Lo único que conseguiremos es asustar y echar al rival, no dejando que meta nada de dinero, por ello deberemos encontrar el equilibrio entre nuestra mano, el board y el tamaño de nuestra apuesta para que nuestra inversión sea lo más rentable posible y el rival termine pagando lo máximo posible.

Un error bastante común de los jugadores recreacionales, es apostar fuerte cuando no tienen nada absolutamente, con la esperanza de que el rival se asuste y tire su mano, incluso haciéndolo en boards en los que no representan absolutamente ninguna mano

Y luego cuando están con una mano fuerte se dedican a pasar y entrampar al rival para que apueste o se dedican a pasar calle tras calle con la vana esperanza de que el rival haga una apuesta y resubirle, esto por norma general suele ser un error, ya que dan calles gratis para que los rivales les liguen una mano mejor sin meter dinero en el bote y crean botes muy pequeños con manos muy fuertes, no sacando casi beneficio cuando ligan esas manos fuertes

Jugar al póker – Posición

Para jugar al póker correctamente también tendremos que tener en cuenta la posición en la que estamos, no es lo mismo jugar un bote fuera de posición, en la que un rival agresivo o cartas que nos asusten en calles posteriores nos pueden hacer abandonar nuestra mano una gran cantidad de veces cuando posiblemente tengamos la mejor mano en ese momento.

Además, jugar un bote con posición nos garantiza que aunque el rival pase o chequee no se escapara ninguna ronda de apuestas en ninguna calle, ya que seremos los últimos siempre en hablar, con lo que podremos apostar durante las 3 calles para sacar gran valor a nuestra mano o podremos chequear para saltarnos una calle con nuestra manos medias para controlar el tamaño del bote y crear un bote medio que será lo que nos interese y llevar barato al showdown.

De lo que tendremos que tener cuidado será de pagar múltiples apuestas cuando defendamos una mano y un rival pasivo haga apuestas fuertes, lo que denotara que tiene mano muy fuerte y lo más correcto sería abandonar, o de pagar apuestas grandes en botes marginales que no deberíamos haber entrado buscando proyectos difíciles de completar o pagando múltiples apuestas con manos muy débiles.

Deberemos fijarnos si el rival es agresivo y farolero para decidir pagar apuestas (o resubirlas) sino lo mejor será abandonar manos mediocres en botes marginales que no nos aportaran gran cosa y esperar tener iniciativa u otro tipo de manos mejores para sacar  valor a nuestras apuestas. Como hemos visto, controlar el tamaño del bote es una habilidad que deberemos desarrollar como jugadores si queremos triunfar al jugar al póker.

POKERSTARS ES 300X250

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *