Desmontando mitos sobre el juego de póker: La agresividad desmedida Maestros del Poker

Maestros del Poker

La mejor web para aprender todo sobre póker

Desmontando mitos sobre el juego de póker: La agresividad desmedida

Desmontando mitos sobre el juego de póker: La agresividad desmedida

Muchas de las corrientes modernas sobre el juego de póker online, y en vivo también, es que gracias a una agresividad desmedida a la hora de jugar, vamos a conseguir ganar mucho más dinero. Y voy a matizar mis palabras, ya que no es culpa de las metodologías de juego tanto sino como la forma de interpretarlas.

En pasados artículos de Maestros del Póker hablamos sobre qué error había a la hora interpretar agresividad a la hora de traducir el término al castellano. La agresividad, en el juego de póker, tiene que ver con llevar más la iniciativa que a tener un porcentaje del 90% de intentar robar la ciega cuando estamos en el botón.  Como siempre, como bien sabéis, esto puede llegar a producirse contra rivales excepcionalmente débiles a la hora de defender sus ciegas, pero no es una norma que debamos seguir por sistema sin tener otras variables en cuenta.

Determinados estilos de juego, han instado a seguir un modelo de juego de póker basado en el robo o defensa desmedido de las ciegas, basando su juego postflop en hacer apuesta de continuación/o continuation bet contínuamente como forma de intentar llevarse el bote, haciendo creer que tenían mano fuerte.

Este estilo incentivaba a sus jugadores a jugar de esta forma, y sus jugadores eran conocidos como los shortstacker, siendo una de las corrientes de juego más seguidas en los últimos tiempos, aunque ahora mismo, casi ninguna mesa de juego online permite entrar con 20 ciegas grandes (que eran las óptimas para este nivel de juego).

Ciertamente, el modelo de juego shortstacker tuvo su éxito en un mundo que era mucho más tight y pasivo, pudiendo robar ciegas con mucha facilidad, habiendo pocos jugadores realmente preparados para frenar esta corriente tan agresiva.

Pero, además de que no se permite jugar con tan pocas ciegas en los casinos actualmente, entrando en situaciones más comprometidas al ser tan agresivo (por cuestiones de hacer el bote demasiado grande con manos débiles, entre otras cosas); hay muchas escuelas que también han enseñado a sus pupilos a defenderse de jugadores tan agresivos.

juego de póker

De todos modos, cualquier jugador con una buena lectura del juego de póker de sus adversarios, se adaptará rápidamente a un jugador tan agresivo. ¿De qué forma lo conseguirá? Fácil.

Por ejemplo, puede recortar el rango de apertura ante un jugador con un porcentaje totalmente absurdo de 3bet ante el robo de ciega, abriendo tan solo para pagar la resubida de dicho jugador. Al tener un rango mucho más potente que el de robo del adversario, la estadística dicta, que dicho movimiento es de una rentabilidad abrumadora a largo plazo, siendo un sumidero de ciegas para el jugador que se vuelve loco al resubir al jugador que le intenta robar la ciega.

El jugador agresivo, en este caso, debería ser inteligente y recortar el número de manos que está abriendo, defendiendo indirectamente sus ciegas con el miedo a la resubida. Esto es rentable si se hace con inteligencia, ya que estamos defendiendo con la percepción de agresividad que reflejamos hacia nuestros adversarios.

Por lo tanto, no es cuestión de ser agresivo, sino de ser inteligente en cuanto a saber leer a nuestro adversario. Tampoco hay que llegar a la conclusión de que tenemos que ser poco agresivos y ser muy rocosos y consistentes, sino que seamos selectivos a la hora de escoger qué manos vamos a emplear para conseguir ganar la mano.

Ser selectivo y adaptativo es parte de la clave del éxito en el juego de póker contemporáneo y moderno. Jugar mecánicamente, puede que nos resulte útil en niveles bajos de juego, pero os garantizo que a medida que crecemos, tendremos que mejorar mucho nuestro estilo del juego de póker.

POKERSTARS 480X327

Juego de póker – Tendencias actuales

La tendencia actual del juego de póker, tal y como os indiqué inicialmente, ha cambiado y es fácil encontrar cómo hay un número significativo de jugadores regulares excepcionalmente agresivos. Esto, para ellos, es un error que se lo hará pagar el propio juego de póker, pero que a un jugador selectivo le puede suponer un engorro enfrentarse a dos o más jugadores en mesas de tales características.

Esto es así, ya que hacen influir demasiado la varianza, al estar tan “locos” y subir con manos débiles para intentar robarnos, yendo fácilmente All in contra ellos a la hora de llevarnos el bote. Son jugadores, con los que llegaremos menos al showdown, al no saber gestionar determinadas situaciones postflop con cabeza, siendo su único recurso la resubida o el fold.

Por lo tanto, no descartéis en absoluto entrar en mesas en las que tengamos a varios de dichos jugadores  (salvo si hay uno o más jugadores recreacionales a los que enfrentarnos para conseguir buscar únicamente el enfrentamiento directo contra ellos).  Esto es así, porque hacemos influir a la varianza en exceso contra estos jugadores, siendo más rentable buscar ganancias mediante un juego inteligente contra rivales menos agresivos.

Pero, si en vuestro entorno local de juego online o personal hay varios jugadores de estas características, analizad sus patrones básicos de juego y aplastad su rango de juego tan loose. Un buen jugador de póker no debería tardar en sacar gran rentabilidad del juego predecible de determinados jugadores regulares tan fáciles de leer.

No obstante, esto requiere un mayor análisis del rival en sí y es más complicado que ganarles las ciegas a un jugador recreacional. Es aquí, donde podemos ganarnos parte de los beneficios mensuales adquiridos gracias al juego de póker y no contra jugadores regulares, por muy débiles que puedan llegar a ser.

POKERSTARS ES 300X250

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *